El nombre del Proyecto está inspirado en el texto del evangelio de San Lucas 5, 4. En este pasaje del evangelio aparece un momento fundamental en la misión de Jesús y la de sus apóstoles, que tiene como escenario el lago de Genesaret, conocido este lugar por los romanos como la “ via maris ”. Jesús sale del ambiente religioso formal, para ubicarse en  lugar común, donde se encuentra con todo tipo de personas de diferentes ambientes religiosos y culturales.

La Red es una repuesta al Señor para ser discípulos misioneros. No importa cuál sea tu ubicación personal, todos estamos llamados a ser profetas de esperanza, apóstoles de la misericordia, evangelizadores de la Buena nueva. La evangelización es de todos, no podemos descuidar a los demás, bajo el supuesto que otros lo están haciendo, como nos recuerda el Papa Benedicto XVI: “Una esperanza sólo para mí, no es una esperanza verdadera porque olvida y descuida a los demás” ( Spes Salvi 28 ).